viernes, 13 de junio de 2008

Si es que hay algunos que se lo merecen...

El primer ministro quería matar al árbitro

El primer ministro polaco, Donald Tusk, reconoció el viernes haber sentido la necesidad de "asesinar" al colegiado inglés Howard Webb, después de que éste decretase penalti a favor de Austria en el tiempo de descuento y evitase la victoria de Polonia por 1-0.
"Como primer ministro, debo ser equilibrado y sereno, pero ayer por la noche fue diferente, quería asesinarle", indicó Tusk a los medios de comunicación en referencia a Webb, recalcando que, en su opinión, el árbitro cometió "un error obvio" que les "perjudicó".

Por ello, el dirigente habría aceptado de mejor grado la derrota si "se hubiese producido en la primera mitad cuando Austria tuvo sus oportunidades". "Y no después de 93 minutos y por culpa de un error obvio", insistió.

En cambio, con la prensa polaca también mostrando su enfado en sus portadas e informativos, la UEFA salió el viernes en defensa de Webb dejando claro que el penalti de Lewandowsky sobre Proedl no tuvo discusión.

"No creo que haya ninguna controversia cuando un jugador es lanzado al suelo por un agarrón con las dos manos y se señala penalti", indicó el director de Comunicación de la UEFA, William Gaillard.

"Todos vieron que la falta (de la que provino el penalti) fue lanzada en dos ocasiones, había muchos agarrones en el área, y eso probablemente por lo que decidió tomar esa decisión. Fue bajo las reglas del juego, seguro. Quizás pudo ver que esa falta era peor que las del resto del partido", añadió al respecto.

Además, Gaillard señaló que estudiarán la actuación del inglés cuando llegue el informe del delegado, al igual que una posible sanción al seleccionador de Polonia, Leo Beenhakker, que criticó con dureza al colegiado en la rueda de prensa.

Esta noticia la sacamos del Diario Marca.

2 comentarios:

Sherlock dijo...

Esto si que es un "A por ellos, oé".

¡A la yugular! ¡Malditos árbitros! Además el del España-Suecia también tuvo lo suyo, que mira que no ver ese penalti al final de la primera parte.... tiene delito.

Émera dijo...

Perdone usté el pequeño desliz...